A nuestro aire filtrado por nueva normalidad

El verano de nuestra vida

El verano de nuestra vida

Comprar masivamente mascarillas quirúrgicas, del tipo que sean sin pensar en las consecuencias de su uso es justo lo contrario a cuidarnos, justo lo opuesto a lo que se dice que se quiere conseguir. Y así hay que decirlo, tanto como sea posible, a tanta gente como sea posible. Una empresa española que compra para sus empleados mascarillas desechables, hechas de plástico y derivados, fabricadas mayoritariamente en Asia puede que nos esté protegiendo pero desde luego no nos está cuidando. Ni está cuidando nuestra calidad de vida, de respiración, ni está cuidando el medio ambiente, ni tampoco la recuperación económica de nuestro país. Simplemente está ayudando a cumplir la ley, como hacemos todos.
30-06-2020
Aire

Aire

Elegimos la mascarilla como si fuera una prenda más, fijándonos en su precio, comodidad o diseño. Pero en realidad la mascarilla es un filtro del aire que respiramos. El material del que está hecha se diluye bocanada a bocanada en esos 8.000 litros de aire que respiramos cada día. ¿Cómo es posible que no nos preguntemos qué es lo que nos estamos metiendo en los pulmones?
22-06-2020
VOLVER ARRIBA